Higiene en la cocina: Consejos para evitar la contaminación en alimentos y enfermedades derivadas de su consumo

La contaminación bacteriana derivada de la falta de higiene es la causa más común de problemas sanitarios y de contaminación en la alimentación. Cualquier alimento debería estar libre de microorganismos patógenos, bacterias. Conseguirlo no es fácil y su completa erradicación es compleja.

Asesórese siempre por empresas y expertos en microorganismos contaminantes que os mantendrán informados sobre enfermedades causadas por el consumo de alimentos contaminados para que lo tengamos en cuenta tanto en nuestras cocinas como en las cocinas de restaurantes.

La salmonella

Es una de las bacterias más mediáticas y conocidas y, por ello, se le atribuyen la mayoría de las intoxicaciones alimentarias (salmonellosis). Es un agente productor de zoonosis (enfermedad que puede transmitirse de animales a seres humanos) de distribución universal. Se transmite por contacto directo o contaminación cruzada durante la manipulación, en el procesado de alimentos o en el hogar.

Samonella sp. es la segunda causa más común de millones de casos al año de enfermedades transmitidas por alimentos. El origen: huevo crudo y mal cocido, pollos y carnes mal cocidas, productos lácteos, mariscos, frutas y vegetales. Sólo a través del control de alimentos en origen y de unas buenas prácticas de manipulación en toda la cadena se puede reducir la incidencia y llegar a su erradicación.

En los restaurantes se aconseja implantar unas buenas prácticas de limpieza. Existen empresas cualificadas que realizan estas acreditaciones y servicios con el fin de evitar contagios.

Por otro lado, una vez tengamos el producto en nuestras casas, ¿qué debemos hacer?

LIMPIAR: Lávese las manos y lave las superficies frecuentemente:

  • Lávese las manos con agua tibia y jabón durante 20 segundos antes y después de manejar los alimentos y después de usar el baño, cambiar pañales y tocar mascotas.
  • Lave los utensilios, tablas de cortar, vajilla y mostradores con agua caliente y jabón (preferiblemente en lavaplatos) después de preparar cada alimento y antes de preparar el siguiente.
  • Considere usar toallas de papel para limpiar las superficies de cocina. Si usa paños de toalla, límpielos a menudo en su maquina de lavar con el ciclo caliente.

SEPARAR: No propague la contaminación

  • Separe las carnes, aves y pescados crudos de otros alimentos en su carrito de compras y en su refrigerador.
  • Si es posible, use una tabla de cortar para frutas y verduras frescas y otra separada para carnes, aves y pescados crudos.
  • Lave siempre las tablas de cortar, vajilla, mostradores y utensilios con agua caliente y jabón (preferiblemente en lavaplatos) después que éstos tienen contacto con carnes, aves y pescados crudos.
  • Nunca coloque alimentos cocidos en el mismo plato que fue usado para carnes, aves y pescados crudos.

COCINAR: Cocine hasta una temperatura adecuada
Utilice un termómetro para alimentos limpio cuando mida la temperatura interna de carnes, aves, cazuelas y otros alimentos y asegúrese de que éstos alcancen una temperatura interna mínima adecuada:

  • Cocina todos los asados, filetes y chuletas, de carne cruda de res, cerdo, cordero y ternero, hasta una temperatura interna mínima de 62.8 ˚C, al medir con un termómetro para alimentos antes de remover la carne de la fuente de calor. Para inocuidad y calidad, permita un tiempo de reposo de al menos tres minutos, antes de picar y consumir la carne. Por razones de preferencia personal, los consumidores pueden escoger cocinar las carnes hasta alcanzar una temperatura más alta.
  • Cocina la carne triturada, cerdo, cordero, y vacuno hasta una temperatura de 71.1 ˚C, al medir con un termómetro para alimentos
  • Toda ave debe alcanzar una temperatura interna mínima adecuada de 73.9 ºC, al medir con un termómetro para alimentos.
  • No se recomiendan las aves rellenas. Cocine el relleno por separado hasta alcanzar 73.9 ºC.
  • Comidas con huevo y cazuelas, hasta 71.1 ºC.
  • Los pescados deben alcanzar 62.8 ºC, medido con un termómetro para alimentos.
  • Recaliente hasta hervir las salsas, sopas y salsas de carne.
  • Re-caliente completamente otras sobras hasta por lo menos 73.9 ºC.

ENFRIAR: Mantenga los alimentos fríos:

  • Mantenga los alimentos sanos en la casa refrigerando pronto y apropiadamente. Refrigere o congele los alimentos perecederos, los alimentos preparados y sobrantes de alimentos dentro de 2 horas (1 hora si la temperatura está sobre 32.2 ºC).
  • Los congeladores deben registrar una temperatura de -17.8 ºC o menos y los refrigeradores de 4.4 ºC o menos.
  • Descongele los alimentos en el refrigerador, en agua fría o en el horno de microondas. Los alimentos no se deben descongelar a temperatura ambiental. Los alimentos que se descongelen en el horno de microondas o en agua fría se deben cocinar hasta una temperatura interna mínima adecuada inmediatamente después de la descongelación.
  • Marine los alimentos en el refrigerador.
  • Divida las grandes cantidades de sobrantes de alimentos en recipientes llanos para que se enfríen rápidamente en el refrigerador.

Consumidor, exige limpieza, exige control, exige el control de Empresas especializadas.

Información facilitada por Clymagrup

8 Replies to “Higiene en la cocina: Consejos para evitar la contaminación en alimentos y enfermedades derivadas de su consumo”

  1. Muchas gracias Clymagrup por los consejos que nos dais. Como madre de niños pequeños, la contaminacion por alimentacion es un tema que nos preocupa mucho.
    Gracias por vuestras recomendaciones. Espero con ansia el siguiente tema.

  2. Nadaaaaa no se entiende esta muy mal se han equibocadooooo yo no entendi aggg noo esta muy feo deben averiguar no saven nadaaaa

  3. Excelente, me ha servido bastante para tener presentes las normas higiénicas en mi cocina y en el hogar.

Responder a Josber David Rodriguez Torrivilla Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *